La idea inicial del CMI (Centro de Mantenimiento Integral).

El mantenimiento actual en parques eólicos está, fundamentalmente, en manos de las empresas suministradoras de aerogeneradores y en condiciones contractuales distintas para cada caso. Actividad que debe ampliarse a la del mantenimiento del resto de las instalaciones que compone un parque eólico. La remota localización de los parques supone la oportunidad de deslizar a las pymes locales hacia tareas relacionadas directamente con la actividad de mantenimiento de energías renovables, empezando con la eólica como soporte de base.

La actividad planteada en las instalaciones del CMI se detalla de la siguiente forma:

  • Mantenimiento electro-mecánico de los aerogeneradores.
  • Mantenimiento de las instalaciones (Centros de transformación, redes subterráneas y aéreas y subestaciones, baja tensión, comunicaciones, …).
  • Gestión de operación y mantenimiento.
  • Gestión de la generación en la interrelación promotores y con la RED ELÉCTRICA DE ESPAÑA.
  • Posibilidad de establecimiento de un centro de control con 24 horas x 365 días, con intención de dar servicio a todas las instalaciones de la provincia de Soria inicialmente.
  • Investigación, desarrollo e implantación de los sistemas desde el punto de vista del promotor de parques eólicos: ante la integración de las distintas tecnologías, distintos sistemas de control y distintos interlocutores: Administración, Tecnólogos y los Subcontratistas de los tecnólogos.
  • Laboratorio de magnitudes eléctricas. Estas actividades se desarrollan en coordinación del propietario de los parques con otros propietarios de la zona, con los fabricantes de aerogeneradores y empresa eléctrica local, así como con la Universidad como núcleo del conocimiento base.
  • Formación del personal de mantenimiento en las nuevas soluciones para el correcto funcionamiento de las turbinas y para el desarrollo de las actividades en óptimas condiciones de seguridad y salud.

El resultado del CMI

El resultado es un modelo que ha cumplido con creces, las expectativas iniciales. Más aún cuando su ubicación, San Pedro Manrique en la montaña de Soria, es una población de tan solo 600 habitantes y su comarca tiene una densidad de población de menos de dos habitantes por kilómetro cuadrado.

Ya es un espacio consolidado para tareas de explotación. Es una realidad, con una inversión de 2,5 millones de euros en tres naves, alberga el trabajo de más de 40 empresas.

  • Multinacionales.
  • Locales.
  • Universidades.
  • De mantenimiento.
  • De investigación.
  • De formación.

Descripción de las instalaciones.

Nave Cetasa, 650 m2.

  • Sala de control.
  • Aula de formación.
  • Duchas y vestuarios.
  • Sala de juntas.
  • Dos despachos para técnicos.
  • Oficinas para trabajo administrativo de subcontratistas.
  • Taller de reparaciones.
  • Dormitorio.
  • Cocina.
  • Archivo.
  • Almacén de aceites.
  • Almacén de aceites usados.
  • Pequeño recambio.

Naves 1 y 2, 500 m2 cada una.

  • Duchas y vestuarios.
  • Oficinas.
  • Archivo.
  • Taller de reparaciones.
  • Almacén de recambios (por valor de 2.000.000.- €).